La fecha nos recuerda el acto legal que en el año 1878 dispuso la creación de la gobernación del territorio nacional de la Patagonia “desde el océano por el Este, hasta la Cordillera por el Oeste, y desde los ríos Negro y Neuquén por el Norte hasta el Cabo de Hornos por el Sur”. Por entonces el presidente Nicolás Avellaneda sancionó la Ley 954, creando dicha jurisdicción y estableciendo la sede de las autoridades en la localidad de Mercedes de Patagones, hoy ciudad de Viedma.

La Patagonia, impulsora de áreas protegidas

Estas tierras sureñas fueron las que dieron la idea original para nuestros Parques Nacionales. En el año 1903, Perito Francisco Moreno cedió a la Nación tres leguas cuadradas (unas 7.500 hectáreas) de su propiedad ubicadas en cercanías de Laguna Frías y Puerto Blest, al oeste del lago Nahuel Huapi, para que “sean consagradas como parque público natural”, según escribió en la carta de donación fechada el 6 de noviembre de ese año.

A través de los años, y hasta la actualidad, unas 17 áreas naturales protegidas fueron creadas en la Patagonia argentina. La última, en agosto de 2016: Reserva Natural Silvestre Isla de los Estados.

La región incluye también tres Parques Interjurisdiccionales que protegen la ecorregión más grande del país: el Mar Argentino.

El Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral, ubicado en la provincia del Chubut, fue creado en 2009. Su costa, recortada por bahías y caletas, junto a más de cuarenta islas e islotes le confieren rasgos únicos dentro del litoral patagónico.

En el año 2012 el Parque Interjurisdiccional Marino Isla Pingüino, ubicado en la provincia de Santa Cruz, se incorporó a las áreas protegidas de la región. Aquí se encuentra la única colonia reproductiva patagónica del pingüino de penacho amarillo. El mismo año, y en la misma provincia, se creó el Parque Interjurisdiccional Marino Makenke que exhibe centenares de especies de peces en sus aguas, mientras que mamíferos como elefantes marinos, orcas y delfines australes se dan cita en la costa; aunque sus más insignes representantes son las aves: aquí es posible observar cauquenes, gaviotas australes, chorlos, playeros y flamencos.

 

Fuente: www.argentina.gob.ar