Se celebra el 14 de mayo en conmemoración de la victoria de la selección Argentina por 3-1 sobre la de Inglaterra con un golazo de Ernesto Grillo en un partido amistoso disputado en 1953 en el estadio Monumental de Buenos Aires.