El 15 de octubre es la fecha que la Organización Mundial de la Salud decretó para el Día Mundial del Lavado de Manos. Un hábito que debe ser parte de nuestra rutina diaria y a través del cual evitamos el contagio y propagación de muchas enfermedades, sobre todo en los más pequeños.

El objetivo de este día es procurar que en todo el mundo la práctica de la higiene de las manos sea algo regular, así podemos evitar la propagación de muchas enfermedades que atacan principalmente nuestro sistema digestivo, pero que puede terminar comprometiendo otras partes del organismo. Hoy, esta medida de higiene es fundamental, ya que es la principal recomendación para evitar la propagación del COVID-19, virus que mantiene en emergencia sanitaria a casi todo el mundo.

Fuente: Organización Mundial de la Salud