El 4 de mayo se conmemora el día del combatiente de incendios forestales. Desde 1999, la fecha es propicia para recordar la vital importancia de la tarea que llevan adelante los brigadistas. Fue establecido el 4 de mayo a partir de un incendio ocurrido en Canadá en diciembre de 1998 donde fallecieron cinco combatientes.