Con la sanción de la Ley 12.103, se crea el 9 de octubre de 1934 la Dirección de Parques Nacionales y los Parques Nacionales Iguazú y Nahuel Huapi. Más tarde, con el Decreto 54.237, reglamentario de la misma Ley, surge el nombre del «Guardaparque» para los servidores públicos que custodiaban dichas áreas, reconociéndoles su existencia y reglamentando con mayor amplitud sus funciones.

 

Los Guardaparques tienen la responsabilidad de ejercer el control y la vigilancia de casi cuatro millones de hectáreas, que ocupan las Áreas Protegidas Nacionales, a lo largo y ancho del país. Con su presencia permanente en la seccional realizan continuos patrullajes y recorridas en todo tipo de terrenos y climas; controlando la actividad de concesionarios, campamentistas, pobladores; fiscalizando servicios, aprovechamientos forestales, y actividades de pesca y caza deportiva; informando, asesorando y auxiliando en imprevisibles emergencias a visitantes y pobladores; previniendo y combatiendo incendios forestales y de pastizales; apoyando la investigación asistiendo a los grupos de profesionales científicos en el terreno; y previniendo la comisión de daños y delitos, a los bienes culturales y naturales que integran los Parques Nacionales.

 

Fuente: Guardaparques nacionales – Argentina.