Desde este mes aumentan un 5% los jornales y el salario mínimo de los trabajadores del personal doméstico. Corresponde a la segunda cuota del incremento del 10% dispuesto a partir del 1° de marzo y a partir de ahora el mínimo pasa a $ 144,50 la hora.

El aumento surge de la Resolución N°1/2020 de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares que fue adoptada por el presidente de ese organismo, Roberto Picozzi “luego de un extenso intercambio de posturas, y no habiendo acordado las partes en las reuniones de fechas 28 de febrero y 4 de marzo del corriente año”.

En aquel momento el sector sindical reclamó un incremento del 16%, en 2 cuotas.

Con el aumento de este mes, el jornal para el personal que realiza tareas generales, que se encarga de las llamadas tareas comunes de las casas -la categoría más numerosa del sector- con retiro, en mayo pasa a $ 144,50 la hora. Sin retiro subirá a $ 155,50.

Por mes, con retiro suma $ 17.785,50 y sin retiro $ 19.777.

Cómo queda el salario del personal doméstico a partir de mayo.

Según los datos oficiales, en los hogares privados con servicio doméstico hay 1.730.000 puestos de trabajo, de los cuales 515.000 están registrados ante la Seguridad Social y 1.214.000 trabajan en la informalidad.

En tanto, según la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA), a pesar de la prohibición de despidos establecida por el DNU 329/2020, se produjeron muchas cesantías “para eludir el pago de los salarios de la licencia con goce de sueldo establecida mediante DNU 297/2020”, situación agravada –reconocen- porque los empleadores no fueron incluidos en los programa de ayuda, con el pago de una parte del salario a cargo del Estado, que recibieron las empresas.

También sostienen que no se está pagando el salario a quienes les corresponde por la licencia debido a la cuarentena, admitiendo “que en ciertas ocasiones se debe a las reales dificultades económicas por las que los propios empleadores pueden estar atravesando”.

Por esa razón, entre otros reclamos, plantean incluir en el programa de ayuda económica a los empleadores de trabajadores de casas particulares, mientras reclaman del Ministerio de Trabajo el cumplimiento de la prohibición de despidos.