En tiempo récord, investigadores y científicos del Instituto Leloir y del Conicet desarrollaron tests serológicos para detectar la presencia de anticuerpos contra el coronavirus y determinar el estado de los profesionales de la salud, a raíz de su exposición constante al virus. En los próximos días se pondrán 10 mil ejemplares a disposición de la provincia de Buenos Aires, mientras que prevén la elaboración de medio millón más de unidades para dentro de un mes.

El desarrollo de “COVIDAR IgG”, el test que a partir del análisis de muestras de sangre o de suero permite determinar si una persona tiene anticuerpos contra el COVID-19, determina los resultados en un par de horas y, entre otros fines, puede servir para evaluar la evolución de la pandemia en la población, según informaron desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

El ministro Roberto Salvarezza calificó la novedad como “una muestra de soberanía sanitaria y un ejemplo de la capacidad que tienen los científicos de nuestro país” tras lograr este importante paso en la lucha contra la pandemia en tan solo 45 días. Además, resaltó que “reducirá mucho los costos” en comparación con los que se venían importando desde China o los que se pueden traer desde Estados Unidos o Europa.

El test “COVIDAR IgG”, que se pondrá a disposición del Ministerio de Salud de la Nación, detecta en sangre y suero anticuerpos que el sistema inmune produce específicamente para el coronavirus. Si el resultado es positivo significa que la persona testeada estuvo cursando la infección o que lo está haciendo. El mismo se realiza en placas que permiten testear 96 sueros a la vez mediante la técnica que se conoce con el nombre de ELISA, la misma que se utiliza, por ejemplo, para la detección de la infección por VIH y hepatitis B, comunicaron desde la cartera de Ciencia.