La población de Córdoba está en alerta por un nuevo contagio masivo, tras el del geriátrico de Saldán, hace poco menos de un mes. Esta vez fue en el Hospital Italiano, en el barrio General Paz, al noreste del centro histórico local. En las últimas 72 horas se supo con preocupación que 30 personas (entre pacientes, médicos, enfermeros y demás trabajadores del edificio centenario) resultaron infectadas.

Desde el Ministerio de Salud local se detalló que se trata de 10 pacientes que estaban internados; 7 enfermeros, 2 trabajadoras de limpieza, 2 médicos, un guardia de seguridad, un camillero y una radióloga. También 4 personas que corresponden a contactos estrechos familiares de los pacientes, y 2 más de contacto familiar de les trabajadores de la salud.

Este nuevo foco motivó que desde el gobierno se anunciara formalmente que ya hay “transmisión comunitaria del coronavirus en Córdoba”: un nuevo estadio dentro de la pandemia, lo cual significa «que ya no se puede determinar el nexo epidemiológico que causó el contagio”.

La hasta ahora incierta nueva cifra de infectados abarcaría un ámbito del cual todavía no se tiene real dimensión. Tanto así, que se decidió el cierre y cuarentena absoluta durante más de 14 días, del gigantesco –y centenario– Hospital Italiano de la calle Roma en el Barrio General Paz. También se montó un cordón sanitario y de tránsito para “endurecer la cuarentena” en ese y otros barrios circundantes de la zona noreste de esta capital.

Gabriela Barbas, la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, admitió ayer que “aún no se determinó por dónde pudo haber venido el contagio”; aunque en diálogo con la radio Universidad de Córdoba deslizó que pudo tratarse de “algún caso que no se diagnosticó y llegó con síntomas”; o “del recorrido del propio personal de salud por las salas de descanso”, en el que se podría haber incurrido en un fallo en la protección de la indumentaria, o en el uso de tazas o utensilios comunes durante las guardias por la pandemia. Sea cual fuere el motivo, el contagio intrahospitalario afectó la salud de 16 personas: 14 entre médicos y enfermeros, más dos de sus familiares, según pudo confirmarse hasta ahora.

Según informó el Ministerio, las personas contagiadas “tienen entre 9 y 91 años”, y un promedio de 47 años de edad.

Este segundo contagio masivo en Córdoba conmocionó y hasta indignó a los vecinos que se manifestaron a través de los medios de comunicación y en las redes sociales. Se le achacó a la institución que aparentemente no se habría respetado “la separación” entre pacientes-covid y los que ingresaban por otras dolencias.

En las primeras horas de la tarde al caso del Hospital Italiano se sumaron tres instituciones más: Oulton (un centro privado de salud), el hospital provincial Florencio Díaz, y la Unidad de Terapia Intensiva U.T.I) del Hospital Pediátrico. Los dos primeros enviaron a cuarentena con test positivo a un médico y una médica, respectivamente. Comunicaron que en ambos casos son asintomáticos y que seguirán examinando a su personal. En cuanto a la UTI del Pediátrico, se cerró porque “comparte personal con el Italiano”.

Sobre el estado y sitio en que están las personas contagiadas, la doctora Barbas afirmó que “diecisiete están con tratamiento ambulatorio y aislamiento domiciliario; once están internados” y dos murieron durante el fin de semana. Sobre estas personas, se aseguró que estaban infectadas “antes del brote del Hospital”. Por lo pronto, la comunidad de la institución está en vilo por el resultado de más de 84 hisopados que tendrán sus resultados en las próximas horas.

De los 21 ancianos contagiados en el geriátrico Santa Lucía de Saldán ocho murieron, y los demás permanecen internados en el hospital Rawson, el Hospital de Clínicas y el Italiano. Desde que comenzó la pandemia en esta provincia se registraron 7.838, de los cuales se confirmaron 308. Hasta ahora Córdoba registra 18 víctimas mortales del virus que está asolando el mundo.

Fuente: PÁGINA 12