Cada 24 de junio, se celebra el Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética. La electropolución o contaminación electromagnética es la exposición continua a campos electromagnéticos que provienen principalmente de dos fuentes, las líneas de alta tensión y subestaciones eléctricas y, por otro lado, las antenas de telefonía móvil y sistemas de telecomunicación. Dialogamos con Raúl Montenegro, Biólogo de la universidad Nacional de Córdoba.

En esta fecha diversas organizaciones afectadas, vecinales y ecologistas denuncian el crecimiento insostenible de la contaminación electromagnética, asociada a la proliferación descontrolada de infraestructuras eléctricas y redes de telecomunicación, que se ha convertido en un problema medio ambiental y de salud pública. Así mismo, apoyan a la necesidad de un cambio legislativo profundo en la normativas que regulan este tipo de actividades.