Coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat, el primer lunes de octubre se celebra cada año el Día Mundial de la Arquitectura, día que celebran todos los profesionales que se dedican a la tarea de construir, como principales operadores de la cultura arquitectónica. Dialogamos con la Arquitecta María Quaglia.

Ambas celebraciones comparten el mismo día por decisión de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), quien en 1996 decidió vincular al gremio de arquitectos con el desarrollo urbano sostenible, propuesto por la comisión de hábitat de la ONU en 1985. En este concepto también cabe relacionar el Día Mundial de las Ciudades, proclamado por la ONU y que se celebra el 31 de octubre.

En un mundo que cambia a gran velocidad, se precisa buscar soluciones para los dos grandes problemas a los que nos enfrentamos a nivel mundial: los movimientos migratorios y el cambio climático. El lema de 2019 es “Arquitectura… vivienda para todos”, ya que el propósito que se persigue es la de dar cumplimiento al objetivo número 11 de la Agenda de Desarrollo Sostenible propuesta por la ONU para 2030, el cual establece “hacer ciudades seguras, inclusivas y sostenibles”.