Cada 5 de diciembre las bicicletas toman protagonismo. Es que el Día del Ciclista pretende rendirle homenaje al gran

 Remigio Saavedra, la eminencia del ciclismo argentino que en el mismo día de 1981 repitió la hazaña que concretó 38 años antes: unir Mendoza con Buenos Aires sin dejar de pedalear. Dialogamos con el ciclista chileciteño Gabriel Juárez Verón.

Fue una apuesta a su resistencia física y mental, la misma que muchas veces les cuesta a los grandes ciclistas durante la competencia de los actuales Tour de France y Vuelta a España, por ejemplo. El hombre nació en Godoy Cruz el 1 de octubre de 1911, y con 32 años ya tenía innumerables carreras en su haber, como la Doble Chivilcoy, la Buenos Aires-Mar del Plata, Buenos Aires-Rosario, Doble Junín, Doble Pergamino, Doble Cañuelas, Doble Campana, Doble La Plata, entre otras.

El 5 de diciembre de 1981, realizó nuevamente la “conexión” Mendoza hasta Buenos Aires en su bicicleta.