Cada 22 de octubre se celebra el Día Mundial del Conocimiento de la Tartamudez, un día en el que se pretende concienciar a la población sobre un problema que afecta a más de sesenta millones de personas en el mundo, dialogamos con la Fga. Graciela Fiocca, integrante de la Asociación Argentina de Tartamudez.

La tartamudez o disfemia es un trastorno de la comunicación caracterizada por las pausas o interrupciones en el habla, junto a tensión muscular en el cuello, cara, etc. Se trata de un trastorno que afecta de tres a cuatro veces más a los hombres que a las mujeres.Es por ello que en este día se trabaja sobre la sensibilización de la población hacia las personas que sufren el trastorno de la tartamudez. La integración social es uno de los objetivos de este día y la no discriminación de aquellas personas que aun teniendo problemas de comunicación pueden realizar eficientemente su trabajo.

Existen varios tipos de tartamudez dependiendo de la forma de aparición:

  • Tartamudeo por repeticiones: consiste en la repetición de sonidos, sílabas o palabras, por ejemplo: «mi,mi,mi,mi,mi» casa.
  • Tartamudeo por bloques: caracterizado por la imposibilidad de emitir lo que se quiere decir. En este caso la persona gesticula sin ser capaz de decirlo. En español existen una serie de letras que acentúan o se observa muy claro el tartamudeo por bloques como las letras: b, g, m ,n, p o t.
  • Tartamudeo por prolongaciones: se basa en la prolongación excesiva del sonido de las palabras, siendo las letras que más se prolongan: f, l, s e y.

Otra clasificación sería las que se desarrollan por trastornos propios de las personas:

  • Tartamudez del desarrollo: Afecta más a los niños en la etapa de aprendizaje del lenguaje y de los sonidos. Los niños no son capaces de pronunciar los sonidos.
  • Tartamudez neurogénica: Se produce por problemas de comunicación entre el cerebro, los nervios y los músculos.
  • Tartamudez psicogénica: Se origina en el área del cerebro la cual es responsable del pensamiento y el razonamiento. Suele estar asociada a personas que padecen una enfermedad mental o que hayan presentado síntomas de estrés mental o angustia.