En el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, dialogamos con el Dr. Agustín Esteban, miembro del Staff Médico del Sanatorio Allende de Córdoba, de la Asociación Argentina de Ginecología Oncológica, de la Asociación Argentina de Mastrología e integrante de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Córdoba.

Esta fecha pretende sensibilizar a la población con un mensaje clave: la importancia de la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, lo cual sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad. Actualmente el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, y la mayoría de las muertes provocadas por este cáncer se producen en los países de ingresos bajos y medianos, donde gran parte de los casos se diagnostican en un estadio avanzado, sobre todo, por la escasa concienciación y las barreras que dificultan el acceso a los servicios de salud.

Según el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, a tenor de las estimaciones, en 2008 se diagnosticaron unos 1,38 millones de casos de cáncer de mama en todo el mundo. Las tasas de supervivencia difieren ampliamente en todo el mundo, y van desde un 80% o más en América del Norte, Suecia y Japón, a un 60% en los países de medianos ingresos y menos del 40% en países de bajos ingresos. Las bajas tasas de supervivencia en los países menos desarrollados se deben principalmente al diagnóstico tardío.

La OMS reconoce los esfuerzos desplegados por las numerosas organizaciones nacionales e internacionales que cada mes de octubre organizan el Mes de la concienciación sobre el cáncer de mama con el fin de aumentar la atención y el apoyo contra esta enfermedad, que tiene grandes probabilidades de prevención y cura.