El 4 de Septiembre se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, una celebración con el fin de sensibilizar y concienciar a la gente sobre los problemas sexuales, la educación en este aspecto y la importancia que tiene el ámbito sexual en la vida humana, como todos los demás eventos relacionados con enfermedades que hay a lo largo del año. Dialogamos con el Dr. Arnaldo Herrera, especialista en tocoginecología, integrante del servicio de ginecología y obstetricia del Hospital Eleazar Herrera Motta.

Según la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Todo lo que no sea disfrutar de ese estado puede ser motivo de un problema de salud sexual, y por factores sociales es un tema tabú que impide, en muchos casos, que el paciente pueda ser diagnosticado y tratado. Esto provoca grandes problemas, tanto en la persona con problemas como en su entorno, pues las consecuencias son una afectación tanto a nivel físico como psicológico.

La falta de conocimiento, los tabús sociales y la falta de acceso a recursos adecuados (psicólogos, clínicas, pruebas de diagnóstico, etc.) hacen muy importante sensibilizar a la población sobre estos problemas, y es por esto que se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual.