El 28 de marzo ha sido instituido como Día Nacional de la Audición para conmemorar la primera intervención quirúrgica de este tipo realizada en Buenos Aires en 1933, por el médico argentino Juan Manuel Tato.

Actualmente la OMS ha alertado de que para el año 2050 una de cada diez personas sufriría problemas de audición. Además, el organismo ponía el foco en los jóvenes, revelando que la mitad de las personas entre 12 y 35 años en todo el mundo corren el riesgo de ver deteriorada su capacidad auditiva por una exposición a ruidos elevados durante un tiempo prolongado. Dialogamos con la Fonoaudiologa Lorena Catelli, responsable del Servicio de Fonoaudiología del Hospital Eleazar Herrera Motta.

Recomendaciones: ¿cómo cuidar la audición?

Mantener bajo el volumen de los aparatos de audio personales, sin que supere el 60% de su capacidad. La música debe estar siempre a un nivel que permita oír la conversación de personas a su alrededor y al mismo tiempo, que ellos no tengan que gritar para ser escuchados.

Igualmente, las personas que trabajen en entornos y sectores muy ruidosos deberán utilizar protectores auditivos y contar con calzado de seguridad para que las vibraciones no afecten el oído.

Se aconseja limitar el tiempo que se dedica a actividades ruidosas y hacer descansos auditivos. Es sumamente importante no usar remedios caseros para afecciones en los oídos, ni introducir objetos extraño, inclusive los populares bastoncitos de algodón o cotonetes.

También, es importante prestar atención a señales de advertencia sobre la pérdida de la capacidad auditiva, por ejemplo la dificultad para escuchar sonidos agudos del tipo timbres, teléfonos, despertadores.

Se recomienda acudir a un profesional médico especializado y efectuarse controles auditivos periódicos, especialmente a bebés recién nacidos (estudio de otoemisiones acústicas) y audiometrías durante el ingreso escolar.