Debido a la llegada de las bajas temperaturas, es importante tomar una serie de medidas para prevenir intoxicaciones por la inhalación de monóxido de carbono, que se origina en la combustión producida por artefactos de calefacción utilizados en ambientes cerrados y que provoca anualmente alrededor de 200 muertes en el país.

  1. Está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.
  2. Nunca dormir con estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado.
  3. Verificar que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación.
  4. Mantener siempre algún ambiente ventilado. Dejar al menos 10 centímetros abierta una ventana.
  5. Revisar una vez por año por un gasista matriculado todo tipo de estufas, catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores.
  6. Usar solo artefactos con salida al exterior.
  7. Evitar el uso de braseros o estufas a querosén. Si no pueden hacerlo, apagarlo antes de dormir.
  8. Nunca usar hornallas y/o el horno para calefaccionar. Es preferible abrigarse con más ropa.
  9. Al encender el automóvil verificar que el garaje esté ventilado.
  10. Cuando se usan grupos electrógenos, deben colocarse al aire libre y no dentro del domicilio.

Síntomas comunes de intoxicación
Dolor de cabeza
Náuseas y vómitos
Mareos
Debilidad, cansancio y/o pérdida del conocimiento

Ante los primeros síntomas
Retirar a las personas que se encuentren en el lugar contaminado
Abrir puertas y ventanas para mantener el ambiente ventilado

Más información en: PREVENCIÓN SOBRE EL MONÓXIDO DE CARBONO