El efímero fenómeno ocurrirá el 2 de julio, con una duración de 2 horas, y en esta ocasión, la Argentina será un escenario privilegiado para observarlo. Dialogamos con Pablo Chade, Comunicador Social y profesor titular de la asignatura de Física de la UNdeC.

Pablo Chade comentó que “es un fenómeno que hace cien años no se ve en estas latitudes y van a pasar 200 años más para que La Rioja vuelva a ver un eclipse total de sol”. En este sentido, el profesor puntualizó que “el eclipse va a comenzar aproximadamente a las 16:28 del 2 de julio y va a concluir a las 17:43, la franja de totalidad se dará a las 17:40 de la tarde y durara unos 3 minutos”.

En este sentido, indicó que “este eclipse es una consecuencia directa de un principio de propagación de la luz, es decir, se asemeja la propagación electromagnética en rayos; esto hace que cuando la luna, la tierra y el sol entran en conjunción, se producen eclipses lunares, cuando la tierra se interpone, y solares si la luna se interpone entre el sol y la tierra”; y agregó que “es muy importante para nuestra provincia y sobre todo para la localidad de Mascasín, porque será un lugar privilegiado en toda la geografía mundial”.

Asi mismo, agrega que «el eclipse se podrá visualizar, en forma total, en las zonas situadas en la franja de totalidad, en los sitios que no se encuentren situados en esta zona será de forma parcial, debido a la inclinación de la luna con respecto a la tierra y el sol. No es un fenómeno extraño, pero en este 2019, experimentaremos tres eclipses solares, este es el primero».

Pablo Chade, remarcó que “nunca hay que mirar el sol de forma directa, ni con radiografías, ni con reflejos, ni con anteojos ahumados, ni por teléfonos celulares”. De esta manera, el profesional advirtió que “las únicas lentes seguras son las etiquetadas como ISO 12312/2 que son las recomendadas por la organización mundial de la salud”. Agregó que “los vidrios de soldadores son aptos” y reiteró la recomendación que “debemos ser responsables”.