En la Comisión de Ambiente del Senado provincial de Mendoza comenzaron a estudiar el “ecovuelto”. La idea es que los comercios tengan sobres triangulares con semillas de hortalizas en su interior, los cuales serán entregados a los clientes cuando no se tengan monedas para dar de vuelto. La normativa señala que el comerciante adquiere los envases y les da el valor que desee al momento de dar cambio. Actualmente, en la provincia de Mendoza, varios locales ya se sumarse a esta tendencia. Dialogamos con Leandro Bompadre, el estudiante de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de Cuyo que generó esta iniciativa.

Entre las semillas de hortalizas que son parte del “ecovuelto” figuran: rúcula, perejil, rabanito y cebollita de verdeo. También hay semillas de flores como zinnia, chinitas, conejito y jalapa.

Los comercios que estarían en condiciones de ser parte del proyecto son: kioscos, buffets, almacenes, pollerías, dietéticas, librerías y bares, entre otros.

Se realizó una etapa de prueba en la cual se les preguntó a los comerciantes si “ecovuelto” les había dado el resultado esperado y las respuestas fueron todas positivas. Manifestaron que el método fue valorizado por los clientes, ya que entendieron que es una buena forma de promover la ecología.