El secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, dijo hoy que durante el fin de semana largo de Semana Santa deberán «extremar las medidas con las fuerzas de seguridad» para evitar que la gente circule e incumpla con el aislamiento obligatorio decretado por el coronavirus.

En ese sentido, detalló que la intensificación de las medidas se dan tras la «experiencia de dos fines de semana largos, el primero un poco más caótico, porque la gente no había tomado todavía conciencia de la gravedad de la situación, y el segundo más ordenado».

Villalba consideró que si bien durante los últimos días se dio un crecimiento de la circulación en el área metropolitana debido a la ampliación de las excepciones y de la apertura de los bancos, «el aislamiento se está cumpliendo de manera satisfactoria», y precisó que al día de hoy ya fueron controladas 1.939.300 mil personas, y que entre ellas hubo un poco más de 32.000 infractores.

Al ser consultado sobre si se registró una baja de delitos comunes, el funcionario manifestó: «Los registros que tenemos es en base a delitos como homicidios dolosos y culposos, robo y robo de automotor, indican una baja» durante el aislamiento.

En relación a los pasos fronterizos, explicó que «desde el momento en que se dispuso el aislamiento hay un trabajo muy fuerte de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, de Gendarmería y de Prefectura en cada una de las fronteras».

«Estos controles se extremaron a partir de las decisiones que tomó el Gobierno Nacional respecto al cierre total de las fronteras, salvo de ocho pasos para garantizar el tránsito de camiones como de ciudadanos argentinos que quieran volver a ingresar», los cuales tienen un cupo máximo de 500 personas por día.

Finalmente, Villalba aconsejó a las personas que intenten circular sin permiso de excepcionalidad que lo piensen bien, ya que las fuerzas de seguridad tienen orden de secuestrar sus vehículos, que recién les serán devueltos una vez finalizada la cuarentena y tras el pago de una multa, además de que quedarán sujetas a una causa penal.