Esta festividad tiene lugar el 15 de Agosto de cada año, en Casabindo, Departamento de Cochinoca, en pleno sector norte del Altiplano andino, y conmemora la Asunción de la Santísima Virgen María, Patrona del lugar. Lejos de la crueldad de las tradiciones hispanas y mexicanas, esta fiesta es una demostración de la agilidad y el valor de improvisados toreros cuyo objetivo es quitar de entre los cuernos del animal una cinta roja con monedas de plata antigua. Una vez finalizado, las cintas que obtuvieron los toreros de los cuernos del animal, se depositará a los pies de la imagen de la Santísima Virgen.