El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está diseñando los detalles de la próxima etapa de la cuarentena. Entre los cambios que están siendo considerados se piensa permitir volver a trabajar desde el lunes próximo a unos 20.000 locales comerciales de cercanía, entre ellos los de ropa y calzado. La autorización estaría limitada a los negocios de barrio, no a los de grandes locales comerciales o shoppings. Además, la intención es permitir salidas después de las 20 para salir a correr y una flexibilización de las salidas recreativas para chicos en los fines de semana.

José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad agregó que también se podrían flexibilizar las salidas de paseo para niños los fines de semana. Consistiría en eliminar la condición de que el acompañante tenga determinado DNI. “La gente entendió que es un paseo, no generó aglomeraciones”, dijo.

Por último, Giusti detalló que entre el 15% y el 20% de los comercios que estuvieron habilitados para abrir por la cuarentena no abrieron. “Ahí puede haber distintas circunstancias, como que el personal vulnerable no pueda trabajar o que por un problema económico no hayan podido abrir”, comentó.