Dialogamos con Catalina Hornos, psicopedagoga, psicóloga, y fundadora de Haciendo Camino, una asociación civil sin fines de lucro que trabaja fuertemente para ayudar a familias en situación de vulnerabilidad en el Norte Argentino.

Es tan sólido el compromiso de Catalina que decidió obtener la tutela de 7 chicos en Santiago del Estero y hoy es madre de 9. En su departamento de la calle Libertad de la ciudad de Buenos Aires, Catalina Hornos, de 34 años, convive sus nueve hijos que circulan entre la tarea de la tarde, dibujos con marcador y mamaderas. Ella tiene la tutela, que es definitiva y vino después de la guarda de Celina (19), que va a la facultad, Carmen (18), va a un colegio especial, Patricia (16), José (14), Wanda (12), Abigail (10) y Antonella (7), que están a la escuela. Les siguen Baldomero y Emilia.

«Haciendo Camino» es una asociación civil sin fines de lucro que, desde 2006, trabaja para combatir la desnutrición infantil en el Norte Argentino. Enfocándose en niños de 0 a 5 años y en madres desde el embarazo, brindándoles oportunidades y herramientas para que puedan mejorar su realidad. Sus ejes de trabajo son la prevención, la promoción humana y la educación integral. La organización tiene doce centros: once en Santiago del Estero y uno en el Chaco. Además, cuenta con dos hogares. Uno para chicos judicializados y otro para madres e hijos que sufrieron violencia.

«Somos una gran organización pero estamos mal económicamente. Vivimos de donaciones. De empresas, para los programas. Y de padrinos, para solventar el seguimiento nutricional de los chicos. Algunos donan 700 pesos por mes, ¡pero necesitamos que sean más! En la web: www.haciendocamino.org.ar está la posibilidad de ayudar».

 

 

____________________________

Fotos: Julieta Ferrario