El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, informó este lunes que la provincia autorizará la apertura de comercios mediante el sistema de “delivery puerta a puerta” en el marco de la cuarentena administrada permitida por el gobierno nacional.

“Establecimos un sistema de protocolo, un registro de inscripción de todos los comercios que se van a inscribir, qué tipo de actividad, el sistema de capacitación y registro”, sostuvo.

El mandatario provincial contó que se abrirá un registro de inscripción del sistema de delivery que contará con trabajadores con vehículos “como motos, camionetas o camiones. Hoy la capacitación de las personas significa seguridad, tanto del transporte como quien recibe la mercadería”, acotó.

Al respecto, dijo que lo más probable es que el sistema comience a operar desde “el próximo lunes 27” cuando se cumpla todo el proceso de inscripción y capacitación.

Quintela afirmó además que las actividades de la cadena alimentaria “estaban garantizadas y en pleno funcionamiento” y mencionó a la vitivinícola y la industria de las aceitunas.

A un mes de decretarse la cuarentena, hoy rigen a nivel nacional 11 nuevas actividades exceptuadas al aislamiento, lo que suman un total de 59 en todo el país.

Cuarentena administrada

El gobernador aseguró que “le enviamos al jefe de gabinete” Santiago Cafiero el pedido de “apertura de todas esas actividades a través del sistema de cuarentena administrada y sistema de delivery puertas a puerta” en el ámbito de la provincia.

“Tenemos que ser cautos. Nos cuesta muchísimo mantener a la ciudadanía en cuarentena. Tiene que ser un esfuerzo de todos para que terminemos con éxito esta cuarentena” expuso.

En ese sentido, dijo que “la mayoría de los ciudadanos cumple acabadamente la cuarentena” y precisó que “más del 90 por ciento” de la población rioja se encuentra en aislamiento. “Siempre existe, especialmente los fines de semana, el intento de romper la cuarentena” a través de los jóvenes, pero “nos hemos puesto estrictos”, alertó.

Además, Quintela dijo que su gobierno otorgó a las empresas 5.000 pesos para cada trabajador y una suma similar  para los trabajadores informales en el marco de la emergencia y créditos a 6 a 12 meses.

“Queremos recuperar la economía, con nuestros productos para que los, comerciantes y empresarios sufran lo menos posible las perdidas y mantengan en parte los salarios”, sostuvo.

Finalmente descartó adoptar cuasimonedas como ocurrió en la crisis del 2001. “Acatamos lo que dice el presidente. En un momento se habló del tema”, pero Alberto Fernández “dijo que no lo está pensando”.