Según el monitoreo de la Defensoría del Público, otros datos son la disparidad de géneros, y la preferencia por las noticias policiales y por lo que pasó en el AMBA.

Los noticieros de los canales de TV abierta argentina emitieron en 2019 menos noticias que en 2018, utilizaron menos tiempo para el desarrollo de cada información e incorporaron a Internet -en sus más disímiles variantes- como una nueva y cada vez más consultada fuente informativa. Esas son las principales conclusiones a las que llegó el monitoreo de noticias que por séptimo año consecutivo realiza la Defensoría del Público, al que Página/12 tuvo acceso a un adelanto exclusivo. El trabajo, titulado “Qué es noticia para los noticieros de TV abierta”, destaca la escasa presencia de mujeres columnistas en los informativos, la preferencia de noticias policiales en las agendas y la excesiva preponderancia de informaciones ocurridas en AMBA, por sobre las que suceden en el resto del país. La fuente “Internet, videos de televidentes, videos caseros y videos de redes sociales de personas privadas” fue la más utilizada en 2019. Signo de los tiempos.

Los resultados del monitoreo que la Defensoría del Público realiza año tras año, desde su creación, permiten dar cuenta de una leve disminución en la cantidad de noticias emitidas durante 2019, que también se verifica en el tiempo de duración total. Si en 2017 los noticieros de los cinco canales de TV abierta habían difundido 19.160 noticias, y en 2018 el total había disminuido a 17.593, el año pasado la tendencia siguió a la baja, con un total de 17.467 informaciones brindadas. Una pequeña caída que no obedece a menor cantidad de horas de noticieros, sino que parece responder a un cambio en el perfil de los espacios, que con el tiempo pierden su formato “rígido” y “duro” para volcarse hacia un formato más cercano al magazine. Cambia la forma en que las noticias se presentan y en la que los noticieros se estructuran.

Otro dato que surge del monitoreo que analizó 17.467 noticias que se emitieron en 2019 desde los canales de TV abierta (Telefé, Canal 13, América TV, El Nueve y la Televisión Pública) parece confirmar esa transformación. Pese a lo que se puede suponer, esa disminución en la cantidad de noticias dadas no se contrapone con un mayor tiempo dedicado a cada información vertida. De las 603 horas de noticias puras alcanzadas en 2018, se cayó a 583 el año pasado. El promedio general de cada noticia emitida fue de 1:56 minutos, por debajo del que hubo en 2018, que había sido de 2:03, y similar al de 2017 (1:51 minutos). Se supone -aunque no necesariamente sea así- que a menor tiempo de desarrollo informativo, menos profundidad, perspectiva o fuentes interviniendo en el tratamiento de un tema. Entre los noticieros, los de El Nueve son los que sostuvieron el promedio más alto en tiempo de duración de la noticia (2:47 minutos), mientras que los de la Televisión Pública (1:03 minutos) en el último año bajo gestión de Cambiemos fue el más bajo. Los noticieros matutinos lideran el día y se consolidan como espacio informativo con mayor cantidad de noticias y tiempo dedicado a cada una.

Una de las “novedades” más significativas que se desprenden del monitoreo tiene que ver con el fuerte incremento en el uso de las fuentes información digitales para el abordaje de la noticia. La fuente “Internet, videos de televidentes, videos caseros y videos de redes sociales de personas privadas” alcanzó el 13,2 por ciento del total y ocupó la primera posición en la tabla general de tipos de fuentes identificadas en las noticias, sobre un total de 45 categorías de tipos de fuentes. La participación de páginas web, portales digitales, sitios de Internet y redes sociales de personas privadas como fuentes de información para el armado de las noticias crece aceleradamente en los noticieros y ya es la fuente más consultada. Lo que antes era periférico, hoy pasó a ser central. El estudio nada dice de veracidad de la “información” recabada en Internet por los productores.

Los principales cambios en los noticieros en 2019 se evidenciaron en las fuentes informativas, que se incrementaron a más de 17.000. En el desagregado por pantalla, El Nueve fue quien presentó la mayor cantidad de fuentes identificadas, con casi 4 mil, mientras que Telefe fue el que contó con la mejor relación fuente/noticia, con un promedio de más de una fuente por noticia. Del total de noticias de informadas por los noticieros el año pasado, casi el 61% de las noticias fue construida con una o más fuentes, con el subrayado incremento notorio de Internet, videos de televidentes, videos caseros y videos de redes sociales de personas privadas. Si a ese segmento se le agregan los registros de video de cámaras de seguridad, las fuentes digitales alcanzan casi el 20% de participación en el total.

La agenda informativa de los noticieros no varió demasiado. Nuevamente los tópicos “Policiales e inseguridad” y “Política” fueron los más abordados por los noticieros, con preminencia de los policiales, pese que 2019 fue un año de elección presidencial. A diferencia de 2018, “Internacionales” se ubicó en la tercera posición, por encima de las noticias de “Deportes” y de “Economía”, aun con la profundización de la crisis. En una tendencia que se sostiene en los últimos años, continúa el contraste entre la reiteración de las mismas temáticas preponderantes y la escasa visibilidad de otras perspectivas, asociadas a un tratamiento positivo y respetuoso de grupos sociales vulnerables, tales como “Personas Mayores”, “Pueblos indígenas” o “Migrantes”. Por ejemplo, en 2019 la temática “Derechos Humanos” disminuyó en un 70% respecto de 2018.

En la cuestión de quienes aparecen como columnistas no se observaron cambios significativos respecto a 2018. Hay allí una cuenta pendiente. La falta de paridad de géneros en los medios de comunicación, tema en debate parlamentario durante esos meses, se expone en el monitoreo con contundencia: sólo un cuarto del total de noticias fue presentado por columnistas mujeres, con un incremento verificado para ellas en la cobertura de temas de “salud” y “géneros”. Sigue siendo notoria la ausencia de otras identidades de género entre quienes presentan o comentan las noticias.

Fuente: PÁGINA 12