El cantautor, escritor y director de teatro oriundo de Gualeguaychú fue uno de los precursores del género infantil en Argentina. Su tema “Canción del auto nuevo” marcó a varias generaciones de niños.

El 29 de abril de 1946 nació en Gualeguaychú Pipo Pescador, cantautor infantil, director de teatro y escritor argentino. Su nombre real es Enrique Fischer.

Prácticamente no hay fiesta infantil en la que no suene la canción que dice: “Vamos de paseo/En un auto feo/Pero no me importa/Porque llevo torta”. El responsable de esa pegadiza melodía es un entrerriano.

Se trata de Pipo Pescador, uno de los precursores del género infantil en la Argentina. Enrique Fischer –su nombre real– es oriundo de Gualeguaychú y posee una vasta trayectoria como cantautor, escritor y director de teatro.

Con su característico look compuesto por boina, chaleco y acordeón, marcó la infancia de varias generaciones, siendo su período de mayor esplendor y éxito en las décadas del setenta y ochenta.

Inicios

Enrique Fischer nació el 29 de abril de 1946 en Gualeguaychú en una familia descendiente de alemanes de Hamburgo por parte de su padre y vascos e italianos por parte de su madre.
Su nombre real le valió de inspiración a su apodo artístico, el cual es una traducción literal de su apellido alemán.

Con apenas 16 años, en 1962 se trasladó a la ciudad de La Plata para estudiar escenografía en la Escuela Nacional de Bellas Artes, mientras se ganaba la vida trabajando en jardines de infantes.

Una exitosa carrera

Su debut en un escenario se produjo recién en 1972 en el auditorio llamado Río de la Plata. Inmediatamente tuvo una gran cantidad de propuestas laborales y fue invitado a numerosos programas de televisión hasta que logró su propio espacio televisivo. Al año siguiente protagonizó el filme “Luces de mis zapatos” dirigido por Luis Puenzo.

Durante muchos años compaginó el trabajo en teatro con su labor como escritor para niños. De hecho, en 1997 su libro “María Caracolito”, que trata sobre la vida de una niña con Síndrome de Down, fue auspiciado por la Unesco. Además, Pipo Pescador condujo un ciclo de ópera para niños en el teatro Colón, auspiciado por la Fundación Konex.

En el 2007, y en medio del conflicto entre Argentina y Uruguay por las plantas de celulosa, compuso una canción en contra de la instalación de las papeleras que sonó en todas las marchas llevadas a cabo por los ambientalistas argentinos. “El que arruina este hermoso vergel (por el río Uruguay) está haciendo un triste papel”, dice en uno de los pasajes.

Como escritor, entre sus publicaciones se destacan: “Libro de cabecera”, “Palabras para una maestra jardinera”, “Magia de leer” (del cual su espectáculo recorrió más de 30 ciudades españolas) y “Libro loco”.

Su hit

Sin dudas que “Canción del auto nuevo” fue su más reconocido trabajo. De hecho, aún hoy forma parte inamovible del cancionero tradicional argentino y español.

Lo curioso es cómo se le ocurrió: “Viajaba en taxi a animar el cumpleaños de un chico que se había quebrado una pierna. Y necesitaba un recurso para que el cumpleañero pudiera participar aunque estaba obligado a quedarse sentado. Entonces me fijé en el taxista. ¡Era eso! Había que hacer una canción para que todos los chicos de la fiesta jugaran sentados a que manejaban un auto. Y ahí nomás armé el boceto en un papelito”, le contó Pipo al diario El Día en 2008.

Hoy suma más de 2.000.000 de ejemplares vendidos en todo el mundo, fue traducida a cuatro idiomas y recreada por numerosos artistas

Retiro y etapa tanguera

Luego de más cuatro décadas de carrera en el ámbito infantil, Pipo Pescador decidió ponerle fin a esa faceta de su repertorio artístico. Antes, decidió organizar un archivo digital de un terabyte que logró armar con la ayuda de Francisco Galán, un joven que sacó fotos de cada uno de los objetos.
Manuscritos, trajes, zapatos, fotografías, acordeones, notas, premios, diplomas y todo lo que fue guardando a lo largo de su vida, fueron expuestos en el Instituto Magnasco de Gualeguaychú, su ciudad natal.

Luego, fuera de la escena infantil, desde 2012 hasta 2015 presentó sus “Tangos desaforados”, para adultos, en diversos teatros de Buenos Aires. Mientras que en 2015 la Editorial Colihue reeditó varios de sus libros más famosos.

Reconocimientos

A lo largo de su carrera, Pipo Pescador supo recibir numerosas distinciones: en 1981 y 1991 se le otorgó el Premio Konex con Diploma al Mérito infantil, en 1988 recibió el Premio Argentores por el Cancionero mágico y en 1998 el Premio Ace.

En tanto, en el 2001 y por decreto municipal, fue declarado Hijo Ilustre de Gualeguaychú, y el mismo año recibió el Premio Santa Clara de Asís. En el 2002 obtuvo el Premio Carlos Gardel y en el 2007 el Premio Estrella de Buenos Aires.

También fue distinguido en el exterior: en Italia ganó el Premio “Zecchino D’ Oro” a la mejor canción infantil “Tango loco” y en España obtuvo el Premio María Guerrero del Teatro Chupete.

El 30 de marzo de 2009, la legislatura porteña le otorgó la distinción de Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Y en 2010 el Senado entrerriano, por pedido del senador del departamento Gualeguaychú, Osvaldo Chesini, lo homenajeó considerándolo uno de los mayores entrerrianos destacados.