La joven de 20 años estudia Ingenieria en Recursos Naturales en la UNSa, y para lograrlo tuvo que superar los obstáculos de la discriminación. Dialogamos con Eva Godoy y Juan, su padre.

Ingresó a la Universidad Nacional de Salta para cursar Ingeniería en Recursos Naturales y Medioambiente. Sin embargo, para ello tuvo que recorrer un largo camino que incluyó una denuncia ante el INADI. Cuando Eva completó el formulario de ingreso a la carrera aclaró que tiene síndrome de down y que por ende necesitaria una acompañante pedagógica, además de adaptaciones en las formas de enseñanza y evaluación. En una primera instancia los docentes se resistieron.

Sus padres, Adriana y Juan, cuentan que recibieron una gran cantidad de excusas para adaptar los contenidos a Eva . Luego de casi dos años sin solución, hace un mes, el matrimonio recurrió al Inadi, que les propuso una mediación con la facultad y la universidad. De esta manera lograron que la UNSa implemente los cambios necesarios para que Eva pueda estudiar.

Dentro de los cambios que impulsó la resolución, la institución incluyó un nuevo protocolo que adecua los planes de estudio y programas de las materias y los métodos de enseñanza y evaluación. También asumió el compromiso de brindar cursos de capacitación y formación a los docentes y personal administrativo. Además, accedió a hacerse cargo de la contratación de la acompañante pedagógica.

 

 

________________________________

Fotografías obtenidas de: Vía País – Salta