El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela junto a la vicegobernadora, Florencia López, al ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, la diputada provincial Teresita Madera y el jefe de gabinete Juan Luna Corzo, desde la residencia brindaron mas información sobre los últimos casos positivos de coronavirus en la ciudad de La Rioja.

«Todo el planeta sabe que vamos a tener que convivir con este problema», expresó Quintela y señaló que por el momento «no se va a volver atrás con las actividades que ya fueron habilitadas».

Quintela habló del «rebrote» que se viene dando en el país y sostuvo al respecto que «tenemos la tranquilidad de saber que estamos preparados». Asimismo, pidió una vez más a la comunidad que «extreme las medidas de bioseguridad con consciencia ciudadana».

Entre las medidas se decidió el cierre de fronteras por tiempo indeterminado y se impide la circulación interdepartamental. Asimismo, se acentuarán los controles sobre los protocolos, la obligatoriedad del uso del barbijo, el lavado de manos, la circulación por DNI. «La policía tiene la obligación de solicitar a los ciudadanos la identificación», sostuvo el mandatario provincial.

«Todo el planeta sabe que vamos a tener que convivir con este problema», expresó Quintela y, en este marco, señaló que desde el Gobierno se decidió «no volver atrás con las actividades que ya fueron habilitadas», aunque sí se va a efectuar un estricto control, ante lo cual citó el caso de las cervecerías, advirtiendo que de no cumplir «se van a cerrar en su totalidad».

Por otra parte, el gobernador informó que en lo personal llevará adelante todas las medidas previstas, como el aislamiento por 48 horas, hasta que estén los resultados de los hisopados.

«El equilibrio está en tratar de mantener los controles y en ir habilitando las actividades que nos van pidiendo, pero no somos infalibles», aseguró Quintela, quien reconoció que hubo una especie de «relajamiento» por parte de la sociedad. «Los permisos para entrar y salir de la provincia van a estar restringidos», anticipó y señaló que «hay que estar tranquilos y no generar pánico en la sociedad».