El ministro de Salud de la Provincia de La Rioja, Juan Carlos Vergara, brindó detalles y complemento las medidas anunciadas por instrucción del gobernador Ricardo Quintela. Entre las cuales destacó que «el 107 será reforzado para recibir mayor cantidad de consultas y que se aplicará un cuestionario a quien tenga la sintomatología, y en el caso de ser positivo, se solicita a la población, quedarse aislado en su domicilio y esperar la llegada de los especialistas. Los pacientes serán aislados en el hospital escuela Virgen María de Fátima”.

El ministro de Salud indicó que “todos los sistemas de salud en el mundo han fracasado ante esta pandemia. A nuestro sistema de salud, necesitamos reforzarlo. En este sentido se hicieron las averiguaciones y tenemos los números respecto a la cantidad de camas disponibles”.

Indicó Vergara que “hay camas con respiradores ocupadas por pacientes traumatizados por accidentes viales. Allí radica la decisión de fortalecer los controles, les pedimos a los medios que difundan esta situación”.

“Establecimos contacto con las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación para recibir una colaboración de respiradores, bombas de infusión y aparatología para el control del paciente”, adelantó el titular de la cartera sanitaria.

Anunció el ministro que “aquel paciente que tenga los síntomas, se va a comunicar con el sistema sanitario a través del 107. Desde allí se aplicará el protocolo. Es una línea especial que se ha reforzado y a partir de allí, lo que se pretende es que el paciente no concurra ni a la guardia de los hospitales ni centros de salud para evitar el contagio que (sabemos es por contacto)”.

“Una vez detectado el paciente se someterá a un cuestionario para indagar más aún en su situación, siempre ejecutado por personal sanitario. Ante cualquier sintomatología se solicita a la comunidad a consultar a la línea telefónica y que no concurran a los centros de salud”, especificó Vergara.