El intendente Rodrigo Brizuela y Doria recibió a los empresarios gastronómicos de la ciudad para acordar medidas a seguir para habilitar la apertura de bares, restaurantes y confiterías.

La reunión fue extensa, dónde se analizó el protocolo a seguir cuando se autorice la habilitación para la atención al público. Todos coincidieron en la importancia de aplicar estrictamente medidas de prevención en el interior de cada local comercial.

El protocolo sanitario fue analizado y en las próximas horas habrá novedades respecto a la apertura de estos locales comerciales.