Para los creyentes católicos, el día de ayer fue un «Domingo de Ramos» bastante atípico en donde no hubo oficios religiosos normales, dadas las circunstancias por la que atraviesa el mundo. Aquellos que querían la palabra de Dios lo hicieron mediante las redes sociales, en donde se transmitió la celebración de la Misa de Ramos por la página de Facebook de la Diócesis de La Rioja, también por Canal 9 de La Rioja.

Como mensaje del inicio de la Semana Santa, monseñor Dante Braida recordó la vocación de servicio que tuvo Jesucristo, e hizo un paralelismo con la vocación que tuvo Liliana Ruiz, la primera fallecida por coronavirus en La Rioja.

«Nos debemos iluminar con el ejemplo que nos ha desplegado Jesucristo y también con aquellos que se destacan en las instituciones que pertenecen, en el voluntariado, para que así también nosotros podamos ser servidores», aseveró, en su mensaje que se divulgó por las redes sociales.

Y en esa vocación de servicio, también impulsó la interpelación por las necesidades del otro, «por quienes están enfermos, por quienes no tienen trabajo o necesitan un plato de comida. También hay que tener presentes a los que están infectados por esta enferemedad, su familias y los uqe sufren por ellos», agregó.

Por otra parte, monseñor Braida llamó a los riojanos a manifestar sentimientos de solidaridad para afrontar la crisis sanitaria que atraviesa el mundo entero. Dijo que tenemos que mantener «una conducta solidaria y fraterna. Nos cuidamos para cuidar a otros. A su vez es necesario ver a nuestro alrededor y en nuestros contactos qué personas están necesitadas de contención o de alimentos. Ver cómo podemos ayudarlos. En esto tenemos que ver cómo afianzar la tarea de Cáritas en coordinación con las autoridades municipales y provinciales», señaló.