Utiliza sensores que permiten detectar cambios en la pisada, infecciones y el riesgo de la aparición de hongos. El objetivo es ayudar a diagnosticar problemas en forma temprana y así evitar las complicaciones posteriores, como amputaciones. Dialogamos con el Ingeniero Biomédico Facundo Noya, creador de las plantillas inteligentes contra la diabetes.

En el año 2016, mientras acompañaba a su padre que estaba internado en un hospital, Facundo Noya conoció a una mujer que había ingresado por una infección tras haberse clavado una tachuela en el pie. La paciente ingresó caminando y aparentemente saludable, pero cuatro días después tuvieron que amputarle la pierna para poder salvarle la vida, ya que era imposible parar la infección.

Aquella paciente era diabética y producto de esto había perdido sensibilidad en sus pies, por lo que no había notado que se había lastimado y pasaron cuatro días hasta que atendieron la herida. Las personas con diabetes también tienen muchos problemas de cicatrización, por lo que lastimaduras pequeñas que en una persona sana se curan en pocos días pueden representar serios riesgos para alguien con esa enfermedad.