Dialogamos con Emmanuel Inca, oriundo de La Quiaca, Jujuy, quien con tan solo 23 años, fabricó su primera impresora 3D con materiales reciclados.
A partir de esto, el joven jujeño fundó el emprendimiento “My Print”, que consta con 6 empleados y produce impresoras en serie que trabajan con materiales biodegradables hechos a base de caña de azúcar. “My Prints”, se expandió y fue destacado por el Ministerio de Producción de la Nación y se venden a todo el país y además ahora son exportadas a Bolivia.